La mayoría de ellos son tratados contra la niebla y a veces contra los arañazos. Para evitar dañar estos tratamientos, evite limpiarlos con la toalla o los dedos. Para extender su vida Si desea utilizarlos en el agua, enjuáguelos con agua clara después de su sesión, y luego déjelos secar al aire libre antes de guardarlos en su estuche protector. Algunos lentes ofrecen protección anti-UV útil para nadar en verano.